jueves, 22 de julio de 2010

Cómo usar los palillos chinos

Apoya el extremo más grueso de los palillos en el hueco del pulgar (la zona que se encuentra en la base de este dedo y el índice) y aferra su parte inferior entre el índice y el medio. Sujeta el otro palillo entre el pulgar y el índice de la mano misma, por la mitad un poco más arriba (la posición correcta es la que te resulte mas cómoda), articula la punta de ese palillo contra el que está más abajo. Si te resulta difícil, ayúdate con la otra mano y mueve el palillo superior hasta que lo manejes bien.
Cuando logres que los palillos superior e inferior hagan un movimiento de pinza, ya estás listo para coger los alimentos.
El ritual de los palillos implica el uso de un bol más que un plato. Llénalo de arroz y coloca sobre él otros alimentos, de manera tal que sus salsas lo condimenten. Coge pequeñas cantidades y agrega más arroz se es preciso. Lleva el bol más próximo a la boca que te permitan las reglas de la etiqueta -o inclínate sobre él, si lo prefieres- para no dejar caer la comida. En el caso de los alimentos más difíciles de coger, como el arroz acércalos a la boca.
No olvides: el secreto reside en que mantengas el palillo inferior bien firme en su sitio y que lo utilices de apoyo para mover el otro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario